Mojar la zona a tratar. Mojar el jabón levemente para que se extienda con mayor facilidad. Pasar el jabón por la zona a tratar varias veces hasta que salga espuma. Dar un masaje con las manos para e

Mostrando el único resultado

Mostrando el único resultado